Si eres un apasionado de la Naturaleza, de las hermosas imágenes que nos regala, de los deportes al aire libre, el senderismo, las rutas en bici, incluso el running, no te puedes perder esta ruta por los Acantilados de Conil.
Esta vez, después de muchos años, yo la comencé al revés de lo que estoy acostumbrada, desde la Cala del Aceite en dirección a Conil, por estrechos caminos de tierra roja primero, que se va tornando amarilla y rodeando de vegetación a su paso y que recorren todo el litoral a pie de los hermosos acantilados. Volví a enamorarme de este maravilloso paisaje después de tanto tiempo, como si lo hubiera visto por primera vez voy asombrándome con cada imagen que intento grabar en mis retinas, porque por mucho que lo intentemos la cámara de un móvil nunca hace mérito a la realidad. Aunque es normal porque le faltan los sonidos, los olores, la paz que se respira, las sensaciones que te deja, ...en definitiva, le falta la vivencia, sentirlo, vivir la experiencia.
Desde pequeños los vecinos de Conil recorremos toda esta ruta para llegar a la Cala del Aceite, ya sea andando, en bicicleta, en moto, en coche...conforme vas creciendo tu vehículo va cambiando, y llega un momento en el que te acostumbras tanto al coche, que te olvidas de disfrutar de algunas de estas maravillosas vistas que la Naturaleza nos brinda en Conil.
A veces, los que vivimos aquí todo el año, como dice un amigo mio, "vivimos de espaldas al mar", y son los que vienen de fuera, aprovechando el poco tiempo que pueden disfrutar de esto, los que nos recuerdan los privilegiados que somos.
Son numerosas las rutas, los senderos, los paisajes que te brinda Conil para disfrutar de una Naturaleza virgen aún, en la que podrás (y podemos) practicar deporte al aire libre y enamorarte de las hermosas vistas no sólo la primera, sino una y otra vez, una y otra vez...desde Conil Hospeda te los iremos descubriendo, queremos que los disfrutes todos.
Esperamos que vivas la experiencia, vívela con conilhospeda.com